stress, estrés

Independientemente de dónde vivimos o trabajemos, el estrés es un factor que está incrementando en la vida del ser humano. De acuerdo con la Organización mundial del trabajo, los países en vías de desarrollo presentan los más altos índices de tensión en el trabajo. Además del estrés que se presenta en nuestra vida laboral, el estrés con el que vivimos todos los días es multiplicado en gran parte por conflictos sociales, aumento de la desigualdad social, inseguridad o terrorismo, conflictos políticos, etc.

Para la mayoría de nosotros, la primera línea de defensa contra el estrés laboral consiste en buscar remedios externos que nos permitan aumentar nuestra productividad y lidiar con la carga laboral, contratar más gente, buscar nuevos sistemas e incluso cambiar de trabajo o hasta de profesión.

Todos estos remedios son efectivos en el corto plazo, sin embargo no resuelven el problema de raíz y disminuye nuestra resiliencia . Lidiar con el estrés a largo plazo implica buscar como convertir los factores y causas de nuestro estrés en nuevas oportunidades, por esto debemos buscar desarrollar nuevas habilidades como: adaptabilidad, aprendizaje continuo, tener un sentido de propósito, soltar nuestra necesidad de control y saber cómo aprovechar el apoyo y los recursos con los que se cuenta.

stress bizztactics

Para iniciar un cambio en la forma en la que lidiamos con el estrés y cultivar nuestra fortaleza, en Bizztactics te comparto las siguientes acciones con las que puedes comenzar ahora para tener un mejor manejo de la presión a la que estamos expuestos todos los días:

Track Time on Projects

1. Reformula tus pensamientos

La forma en la que percibimos el estrés es tan importante como la cantidad de estrés con la que estamos lidiando. Algunas universidades de talla mundial señalan que los principales estresores con los que vivimos día a día nos preparan para lidiar con situaciones que pueden ser más complicadas en un futuro, por lo tanto para lidiar mejor con el estrés debemos cambiar nuestra percepción sobre el mismo. En lugar de buscar como eliminarlo de nuestras vidas o ignorarlo, debemos buscar alternativas para sacarle provecho y construir oportunidades; ejemplo: ¿Cómo puedo utilizar la energía que siento al sentirme estresado por este nuevo trabajo para prepararme mejor? ó ¿Qué puedo aprender del estrés sobre mi aumento en la carga de trabajo que me ayudará a priorizar mejor mi tiempo?

Cuando te sientas abrumado, has una pausa y examina cómo tu actitud influye en tu percepción del estrés, además escucha las señales de tu cuerpo: dolor de espalda, dolores de cabeza o noches sin dormir, mal genio o depender más de «hábitos reconfortantes» como beber o comer en exceso. Familiarízate con tus propias señales de socorro y toma nota cuando se vuelvan más frecuentes, así podrás idear una estrategia para cambiar tus conductas.

Live Chat Software

2. Suelta el control

La idea de tener el control es uno de los factores más estresantes por los que pasa el ser humano, esto puede convertirse en algo realmente frustrante puesto que solo podemos controlar aquello que esta en nuestras manos. Aceptar que no puedes estar 100% en control y que no tienes poder alguno para controlar las conductas de otras personas, su forma de pensar y percepción de la vida, el clima, el tráfico, los cambios en la economía, las caídas de la bolsa o movimientos de tipos de cambio, te ayudará a sentir menos estrés.

bizztactics stress

Lo que si podemos “controlar” es como interpretamos y afrontamos aquellas cosas sobre las cuales no podemos hacer nada al respecto.

3. Entiende la(s) causa(s)

Es esencial que aprendas a identificar cual es o son las causas que están detonando tu estrés, puede ser que atribuyas tu estrés únicamente al trabajo, familia o situación económica; sin embargo te recomiendo que mires hacia atrás y reconozcas tu pasado. Por ejemplo, ¿creciste en una familia o cultura donde se evitó el desacuerdo o el conflicto? Si es así, es probable que este tipo de situaciones detonen tu estrés. Ten en cuenta tus conductas y respuestas instintivas, y busca apoyo adicional para desarrollar habilidades que te permitan afrontar más cómodamente el conflicto.

Fortalece tu inteligencia emocional, busca ser adaptable a los cambios y a las personas con las que convives e identifica que detona tu estrés para que puedas manejarlo de una manera más asertiva.

4. Vincula el aprendizaje con la acción

Elige ver las circunstancias difíciles como oportunidades de aprendizaje, cuando nos preguntamos ¿Qué puedo aprender de esto?» en lugar de ¿Por qué a mí?, podemos hacer que las circunstancias jueguen a nuestro favor. Te sugiero comenzar anotando tres posibles formas en que puedes aprender algo del estrés que estás experimentando. Podría ser algo relacionado con el manejo de tus emociones, o el desarrollo de nuevas habilidades interpersonales o técnicas.

Reflexionar de esta manera te ayudará a evitar recurrir a soluciones que sólo pueden aliviar temporalmente el estrés, como pueden ser el cigarro, el alcohol o la comida; pero que no abordan las causas principales que generan tu estrés y por lo tanto no lo solucionan permanentemente.

Es importante que estos aprendizajes se conviertan en acciones concretas que posteriormente podrás implementar en situaciones de estrés que te permitan lidiar mejor con una situación determinada.

Definitivamente el estrés es algo con lo que debemos aprender a vivir, además de estas recomendaciones existen muchas formas en las que podemos liberar nuestro estrés, por ejemplo: hacer ejercicio, un pasatiempo, la lectura, cocinar ,etc.

Te recomiendo poner en práctica estos tips, pues además de ayudarte a nivelar tu estado emocional y canalizar tu energía, te ayudarán a convertirte en una persona resiliente y estar completamente preparado para cualquier situación que enfrentes. Si estás interesado en desarrollar habilidades que te permitan lidiar con situaciones estresantes en tu trabajo o si desea ayudar a tu personal a canalizar mejor sus emociones, contáctame, puedo apoyarte a diseñar una estrategia que te permita a ti y a tus empleados a manejar mejor el estrés al que estamos expuestos todos los días.

Certified Advanced Microsoft Excel Course From London Business Institute